Organizaciones rechazan lazos con EPP y exigen la libertad de Zavala

1 11 2009

Organizaciones sociales del departamento de Concepción rechazan toda vinculación con el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y exigen la urgente liberación del ganadero secuestrado, Fidel Zavala.

Uno de los líderes de las organizaciones, Dionisio Guerrero, dio a conocer este sábado el comunicado en representación de los sectores sociales del departamento de Concepción y anunció una gran movilización.

Fue durante una conferencia de prensa en la Municipalidad de Horqueta.

“Sobre el EPP, Ejército del Pueblo Paraguayo expresamos que no conocemos a los miembros de su comisión política y militantes, además no tenemos ninguna relación ni conocimiento de los hechos que le son atribuidos por las instituciones del Estado”, dijo al leer el manifiesto social.

“Ante la insistencia de hechos violentos de secuestros extorsivos del pasado y del presente, expresamos nuestro categórico rechazo y condenamos estos métodos como medios para reivindicar las conquistas sociales y económicas”, agregó.

En otro momento, dijo que exigían “la urgente liberación del compatriota Fidel Zavala, siendo un hecho arbitrario para la construcción de la democracia fundamentada en la participación popular”.

“Exhortamos a la clase política, a los actores sociales y la ciudadanía a interesarse para tener bien en claro a los enemigos del pueblo y comprometerse a construir procesos para una democracia sostenible y en paz a favor de la mayorías empobrecidas”, afirmó además.

Fuente: Uhora

Escuche Audio:

 

 

Anuncios




No se trata de acciones de derecha, centro o izquierda, dijo gobernador

1 11 2009

El gobernador de San Pedro, José Gregorio Ledesma, valoró la iniciativa y el esfuerzo del Gobierno Nacional para compartir “las necesideades de la población, que confía en días mejores para establecer juntos las prioridades, planes y acciones que tenemos que emprender si queremos que nuestro pueblo nos acompañe en el proceso de cambio”.

El jefe político departamental expuso estos pensamientos en la “Jornada de gobierno con la gente” que en ayer sábado realizó el presidente Lugo en la capital del segundo departamento del país.

Ledesma dijo que como fruto de los diálogos permanentes con la ciudadanía, se instaló la Coordinadora Multisectorial que aglutina a los referentes sociales, politicos y religiosos, con el denominador comun de buscar el bienestar de los sambpedranos. “Che aikuaa oñondive ikatuha jajapo” (Yo sé que juntos podemos hacer), indicó.

“Esto no se trata de izquierda, centro o derecha, sino acciones para unirmos como paraguayos a fin de construir una vida digna, sin exlusiones”, aseveró el orador norteño.

Se hizo eco del pedido unánime “de la poblacion honrada del país” para la  pronta liberación del empresario Fidel Zavala para que vuelva a reunirse con los suyos y continúe produciendo y apoyando las luchas sociales y la equidad en donde tiene actividad”.

Reconoció que mucho ya se ha hecho por San Pedro, sin embargo es aún insuficiente debido a los años de postergaciones de regímenes de gobierno que “olvidaron que también nosotros, los sampedranos, existimos y somos parte importante en la producción y el desarrollo de nuestro país”.





EL Momento Actual y Los Movimientos Sociales

1 11 2009

Tiempo de interrogantes:

A partir del secuestro del ganadero Fidel Zavala, se ha vuelto a desatar y ésta vez con más fuerza, toda una campaña mediática en la que suena y retumban:

–         Izquierda secuestradora

–         Juicio político, conspiraciones para golpe de Estado

–         Lugo encubridor de secuestradores

–         Inseguridad, Lucha de clases…

Son los elementos que instalan los medios y que alrededor de eso gira la agenda nacional.  Sin embargo, existen algunas cosas que están quedando muy claras, algunas de ellas son, que los secuestros son hechos delictivos y criminales que afectan de sobre manera a la izquierda y a los sectores populares organizados, porque sobre ellos se tira el peso de este mal, hay que resaltar que ni este, ni los anteriores secuestros han tenido reivindicaciones políticas, por lo que sí podemos asegurar que venga de donde venga son meramente delictivos. Además la izquierda a optado por la vía electoral para la disputa del poder estatal y por lo tanto no esta interesada en promover este tipo de acciones desfasadas con la lucha democrática de nuestros tiempos.

Desde el inicio de este nuevo gobierno se supo que iba a ser muy difícil gobernar 5 años, creo que todos somos o deberíamos ser conscientes que el juicio político fue, es y será un permanente, aunque hasta el momento no se cuentan con los elementos necesarios para llevarlo a cabo, ni existe la suficiente voluntad entre las fuerzas conservadoras para realizarlo, al menos en este momento no creo que estén dadas las condiciones para un juicio político y mucho menos para un golpe de Estado, lo de Honduras, pese a que se mantiene al presidente golpista, ha tenido un costo muy elevado en todos los sentidos, como para arriesgar una réplica en otros países.

El momento por el que atraviesa nuestro país, tiene que ver con un nuevo periodo, sumamente complejo y delicado, de muchas conspiraciones, juegos y defensas de intereses, mucho mediatismo, en el que nada se puede asegurar por completo, ni desechar por completo, pero debemos hacer el esfuerzo de tener una mirada mas allá de las problemáticas impuestas por los medios de comunicación, analizar con calma y cierta objetividad el momento que atravesamos.

Varias interrogantes podríamos utilizar, para que nos ayuden a realizar un análisis, la primera podría ser: ¿Existen motivos o causas reales para llevar a cabo un juicio político a Fernando Lugo? Mas allá del deseo de algunos sectores, creo que no. ¿Es realmente éste, un gobierno de izquierda? ¿un gobierno de izquierda que pueda poner en riesgo los intereses de la clases dominante?. Esta claro que no, lo que sí constituye, es un gobierno de alternancia, lo cual tiene un gran peso político, con oportunidades de cambio para la profundización del proceso democrático en nuestro país. Tampoco se puede negar que el gobierno de Lugo es un gobierno cercano a los movimientos populares, lo que no le convierte en un gobierno de izquierda, ni significa que responda a los intereses de las clases populares.

Otro elemento para el análisis, es que, las personas que hoy están en cargos ministeriales, que no son de los partidos tradicionales, están simplemente por su cabeza, es decir: tienen estas personas un grupo de referencia, un soporte político-gremial, que les ayude a llevar adelante su tarea…o “se cortan solos”? y sobre todo, una base que controle y fiscalice su labor como alto funcionario/a de un gobierno?, quiénes son las personas que cumplen hoy una tarea en el Estado que orgánicamente responden a un sector organizado desde la izquierda y los movimientos sociales con un proyecto político bien definido…?.

El gobierno de Lugo no debería preocupar a una derecha organizada:

El problema (o la ventaja) justamente es que la derecha tampoco esta organizada en sus expresiones políticas; tenemos primero: una clase política retrógrada compuesta por un alto grado de fascismo que deberá ir disminuyendo progresivamente; segundo: una derecha más empresarial, nueva, que busca su coherencia, actual y no deja de ser radical; y tercero: sectores de la derecha que saben que a partir de Lugo se pueden fortalecer, que demuestran una actitud mas abierta, flexible e incluso, están disponibles para realizar alianzas con fuerzas de izquierda si fuere necesario, un gran sector de esta derecha hoy esta disfrutando de sus cargos y privilegios en el gobierno actual y no lo va a arriesgar porque si nomas.

La derecha necesita constituirse en una fuerza política de cambio, necesita de un nuevo ropaje, nuevos rostros y discurso para lo cual tiene dos tareas pendientes:

Una es interna, debe resolver qué hacer con los sectores políticos intolerantes, “el caudillo mbarete”, quizás no eliminarlos de sus filas, porque al fin y al cabo son una especie de mal necesario, pero si restarles de protagonismo y poder político político, simplemente porque ese modelo mbarete ya no tiene cabida en la política del siglo XXI. La segunda, es externa, tiene que disminuir al máximo toda posibilidad de un crecimiento organizativo y electoral de la izquierda Paraguaya, neutralizar a los movimientos sociales e impedir movilizaciones importantes que puedan forzar ciertos cambios que vayan en contra de sus intereses; y el discurso de la inseguridad esta siendo efectivo para esta tarea.

Los movimientos sociales y las oportunidades de cambio:

Este momento político, como decíamos es un momento de oportunidades para el cambio, pero quiénes son los que pueden aprovechar estas oportunidades y transformarlas en cambios para beneficio de la mayoría de la población, quiénes son los que realmente pueden interpelar al sistema, efectivamente son los movimientos sociales y populares, que han demostrado su fuerza en toda América Latina enfrentando y venciendo al ALCA , resistiendo al proyecto neo liberal, derrocando gobiernos bañados en corrupción; movimientos que han tomado gran protagonismo en la vida de nuestros países, y en el de Paraguay particularmente podemos recordar como ejemplos el marzo paraguayo en 1999, la lucha contra las privatizaciones en el 2002, el Paro Cívico Nacional en el 2004.

Es preocupante, que en la actualidad se puede percibir una intención de neutralizar a los movimientos sociales y frenar sus acciones, ya que existe el discurso que: “la derecha quiere golpe o juicio político”, por lo cual el movimiento esta inmovilizado, pensando en cómo defender a Lugo de estos sectores, no puede generar críticas ni exigencias al gobierno para que la supuesta derecha golpista no se aproveche de la ocasión.

Un cierto nivel de autonomía se esta cediendo para proteger al gobierno Luguista, que no es un gobierno electo con los votos de una izquierda fortalecida electoralmente, sólo basta mirar las municipalidades y gobernaciones de nuestro país y nos damos cuenta de la escasa influencia izquierdista por las vías eleccionarias; mientras que el camino de la movilización y la organización han arrojado resultados más concreto para los sectores populares, aunque esto no haya sido fácil, sin embargo desde el 2004 a esta parte, no se pudo ver una fuerza significativa, de unidad y de gran convocatoria en las calles.

Tenemos en puerta las elecciones municipales, que va a servir para medir las fuerzas eleccionarias, la izquierda tiene un gran desafío para ese momento, de como se posiciona, de qué alianzas logra tejer, pero además, los movimientos tienen un desafío actual que es cómo seguir avanzando, cómo no quedarse pegado y paralizado a un gobierno, cómo los movimientos discuten y ponen en práctica el tema de la autonomía en miras a la construcción de una sociedad igualitaria.

Abel Iral

Asunción, 29 de octubre 2009