Dignidad Casadeña, Soberanía Nacional

14 07 2010

¿Elección libre y responsable o “batalla – negocio”  voto ha poder repy?

Nuevamente nos toca el ejercicio de los derechos ciudadanos, democráticos y constitucionales: ser electo y poder elegir para los cargos públicos. Se inicia con las internas partidarias y desembocara en las elecciones generales.

En no lejana dictadura, que muchos ya no  conocieron ni recuerdan o no quieren recordar, también se elegía “democracia rerape”, pero guaunte, pues al margen de la dignidad humana y soberanía comunitaria.

Ciertamente la dictadura fue derrotada en aquel San Blas del 89. Su “exponente” quedó evacuado, con todas las garantías democráticas, al país vecino. No así, las prácticas, costumbres y herencias de los tiempos derrotados: politiquería, pobreza y corrupción generalizada. El poder  concebido: “che amanda…, Juan Pueblo ovota che rehe…”, es aun una atracción-negocio, para no pocos, sin importar el precio para conquistarlo. Las necesidades reales, ignoradas a distintos niveles, parecen ser un aliado y recurso oportuno a explotar.

El distrito de Pto. Casado, con toda su problemática social,  hasta hoy postergada o secuestrada por los poderes del Estado, se lo vive en toda su extensión:

– La población y los Asentamientos Maskoy se llenaron de jornaleros, con unos 37.500 Gs. repy, incluyendo a los escolares Maskoy (ej. Riacho Mosquito), quienes, remunerados por “el candidato”, dejaron las aulas a cambio de los “jornales”; La permanencia, por semanas, en el PC del candidato, también ipreciopa…;

– Obras de la “caridad”, del candidato/ta o de la Institución Publica rerape, pretenden convencer de la “generosidad” de quienes, sea en ejercicio de función pública o particular, tantas veces, han demostrado lo contrario a tal noble propósito;

– Nuevamente, los pobres y los indígenas, son la  “preocupación central” de los no pocos “pinochos” en pos del poder;

– Con el manto de silencio se tapa los “agujeros” dejados en distintas Instituciones Publicas por los eventuales actores del cambio y mejora comprometida;

– No faltan, quienes pregonando: “¡trabajo – si, la tierra – no!”, intentan de ocultar a los “sponsors” con sus proyectos económico-políticos al margen de los derechos y ambiciones de un pueblo y con las ofertas exclusivas: “trabajo sin protestar”…;

– Los “suelditos inventados”; el efectivo, que se ofrece según la cara; algún “regalito” por aquí, por allá: un celular, saldo libre,  colchón…, aparecen como proverbial “abundancia de agosto”  a aprovechar, en medio de los votantes;

– Un celo de protagonismo y de aplausos, difícil de disimular de no pocos pretendientes al poder,  se hace sentir junto a las Obras de Bien, que por derecho y de oficio una Institución Publica es responsable de gerenciar y realizarlas, como por ejemplo: un tanque de agua  para una escuela, una casita para un desamparado, una beca para quienes de verdad se lo merecen etc. etc. etc….

Semejantes y repentinos recursos económicos: ¿de donde será que aparecen… han caído del cielo como señal de generosidad y sensibilidad con las necesidades…?; ¿Se trata de un gesto de compromiso con el bien publico y de honestidad… o, hay algo que esconder…?

Somos inteligentes y responsables, jaikuaapa voi….

Al exponer semejantes preocupaciones, no ignoro ni menoscabo la legitimidad de las campañas electorales de los partidos políticos en pos de las funciones públicas. 

Tampoco pretendo meter a todos los/las “aspirantes”, de la lista sea cual sea, en la misma bolsa o ignorar la nobleza de las ambiciones de acceder al poder político dentro de una estructura de gobierno local. Valoro los esfuerzos de tantos ciudadanos/as, quienes, sin mirar los signos partidarios, van luchando por un Casado Digno y Soberano;

Creo ser consciente y, a la vez un testigo activo, personal e institucionalmente, de las necesidades de muchos hogares cuya situación  exige una atención inmediata y en marco de  dignidad.

Hablar sobre los hechos que pasan por el estomago y la mesa familiar, no resulta nada fácil ni agradable, más aun, cuando la humillación parece ser el precio a absorber. Por eso pido disculpas a quienes se sienten tocados en su dignidad, pero tampoco me sentiría sincero ni responsable al hacerse ohechayva o ñambota, frente de quienes “en el mar de las necesidades y circunstancias politiqueras” intentan “pescar”  al margen de la dignidad, capacidad, sinceridad y fidelidad con el noble espíritu democrático: elegir y ser elegido libre y responsablemente.

Al desear compartir las esperanzas y preocupaciones en este momento concreto, acudo a Don Bosco, un apóstol inmerso en el mundo de su época, también lleno de luces y sombras, pero con el único deseo para todos: “ser buenos cristianos y honestos ciudadanos” – que es un legitimo anhelo y deseo también en nuestro Chaco, en nuestro distrito.

El Señor y Madre Auxiliadora nos hagan fuertes en nuestras vivencias cotidianas.

Pa’i Zislao sdb.

Pto. Casado 12.VII.2010

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: