Paraguay: Están en riesgo los últimos que quedan

13 08 2012

Son reliquia a nivel mundial, porque nunca han tenido contacto con nuestra civilización. Nuestras enfermedades y nuestras prácticas aún no han llegado hasta ellos para contaminarlos. Pero el riesgo de que pierdan el resguardo que les brinda el aislamiento está latente, por culpa de los intereses económicos departiculares que mueven a extraños a destruir el ecosistema de su territorio.

Se trata de los ayoreos totobiegosode (Areguede-urasade), indígenas de la familia lingüística zamuco ubicados en el departamento del Alto Paraguay en estado completamente natural. ¿Cuáles son las amenazas para ellos? Los delitos ambientales cometidos por los no indígenas. Por una parte, un menonita comenzó a abrir un camino entre dos fincas en una zona que por corresponder al reclamo indígena no puede sufrir modificaciones de esa índole y, por otra, se perpetró la tala indiscriminada de la especie “palo santo” -en peligro de extinción- por unos trabajadores en la propiedad de Carlos Casado S.A., que tampoco puede ser explotada gracias a la protección legal que tienen los ayoreo.

¿Por qué necesitan protección? Los ayoreo totobiegosode se encuentran en estado silvícola, así que cualquier contacto la sociedad no indígena podría ser fatal para ellos, porque son vulnerables a las enfermedades que nosotros tenemos y allí desconocen, y también podrían ser víctimas en un eventual enfrentamiento –que experiencias anteriores llevan a considerar muy probable en caso de una invasión, como la de 1986-. Esa es la explicación para tanto celo en impedir que su ecosistema sea mínimamente modificado por los grupos cercanos a la comunidad.

Imputación a los supuestos culpables

El fiscal José Luis Casaccia visitó el lugar y los supuestos autores de los delitos ambientales están plenamente identificados.

Se abrió una carpeta investigativa y se abrieron dos causas: por la primera, se imputará al menonita y a los topadoristas contratados para la construcción del camino sin autorización y, por la segunda, a quienes estaban realizando los trabajos de alambrado en propiedad de Carlos Casado utilizando postes de palo santo sin permiso del Instituto Forestal Nacional (Infona) para la explotación de dichos recursos forestales.

“Hicimos que suspendan todos los trabajos, retiramos las maquinarias y ahora estoy trabajando por las imputaciones de los contratistas y otros responsables que estaban haciendo trabajos de alambrado y construcción de caminos”, decía el pasado viernes el fiscal de la unidad penal especializada, poniendo a conocimiento de la ciudadanía –a través del programa Redpública– que las imputaciones se harían esta semana.

Patrimonio natural y cultural

El Ministerio de Educación y Cultura a inicios de la década había declarado patrimonio natural y cultural a la comunidad totobiegosode, pero Paraguay ha sido varias veces sancionado por organismos internacionales por no salvaguardar eficazmente los territorios y los demás derechos de aquel pueblo originario.

Decía Taguide Picanerai, nativo ayoreo: “Es preocupante que se violen tantas leyes nacionales y convenios internacionales sobre los derechos ambientales y de los pueblos indígenas (…) Y hay un control casi nulo.”

Sinceros respetos a la intensa lucha que sostuvieron los totobiegosode por la reivindicación de sus territorios desde mediados del siglo pasado. Profundo deseo de que las leyes protejan efectivamente al único pueblo originario silvícola aislado de Sudamérica que vive fuera del Amazonas.

SF/RyM


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: