Misionero de la Misericordia llamó a católicos a tener cuidado de personajes que quieren perpetuarse en el poder hablando de reelección

21 11 2016

El padre Juan Alejo Robadín en la entrada de la capilla "Virgen del Carmen" de Takuruty - Villeta

El padre Juan Alejo Robadín en la entrada de la capilla “Virgen del Carmen” de Takuruty – Villeta

El padre Juan Alejo Robadín, misionero de la Misericordia nombrado por el Papa Francisco, en la capilla “Virgen del Carmen”, compañía Takuryty de Villeta concluyó el año jubilar de la Misericordia celebrando misa y luego haciendo confesión. Este pasado domingo 20 de noviembre mucha gente se congregó hasta el lugar para recibir la bendición y participar de la ceremonia.

Al comienzo de su homilía el pa’i Robadín significó que en este año litúrgico se llega a un final feliz con la fiesta del Cristo Rey. “Simultáneamente se cierra la puerta (en este caso de la capilla) de manera simbólica igual que el cierre del año de la misericordia que trajo mucha felicidad, especialmente a los más humildes y de buena voluntad”, dijo el sacerdote.

Comentó que para esa gente que perdió su fe, a esas personas engreídas y soberbias, este año de la misericordia pasó como si fuese nada y que nada de misericordia llegó a su corazón. En cambio llegó con gozo para esa persona que si aceptó la misericordia como refiere la lectura bíblica en que las personas son herederas de la luminosa herencia de los santos y de este pasaje nos hace participar en este año de la misericordia, puntualizó agregando que es impresionante mirar como cristianos por nuestro Rey, Rey desde la cruz del servicio, de la entrega y de la reconciliación, entonces se puede decir el Rey de la Misericordia.

Criticó a las autoridades que hablan de reelección con autoritarismo y prepotencia. “Permanentemente se escucha de cómo las autoridades hablan de reelección, pretendiendo transformar la constitución nacional supuestamente haciendo un servicio al pueblo y no es así sino todo lo contrario, hacen para seguir dominando. Quieren perpetuar su poder sobre el pueblo, no a favor del pueblo”, dijo tajantemente el cura. Ante esta situación exhortó a los feligreses a tener mucha atención y preguntarse quién pide ser reelecto.”No debemos abatirnos en la recaída y tener a personajes que buscan perpetuarse con prepotencia, autoritarismo e intransigencia en el poder”.

El pa’i Robadin mencionó igualmente que si los feligreses preguntan qué significa Jesucristo Rey, puede decir que él no es como los otros reyes, los gobernantes, poderos y ricos de este mundo. “Él no es como estos, nosotros sabemos cómo en el mundo entero estas clases de “reyes” se quieren imponer a los demás y ejercer el dominio sobre los otros”, dijo.

Puntualizó que esta situación se da en el interior mismo de la familia, entre los esposos, los padres, los hijos o a nivel de las autoridades (gobernantes). “Jesús no es como estas clases de personas, lo que a él le constituye, la esencia, la columna vertebral de este nuestro Rey es que Dios por medio de Cristo expresa su reinado en la reconciliación del género humano y en el amor servicial. Cristo es Rey que establece en el mundo la salvación total de Dios”.

Explicó que el acto de misericordia está simbolizado en el malhechor a quien Jesús salva y promete el paraíso. A esa persona se expresa la maravilla de la misericordia y del amor. La salvación que Dios trae a los creyentes por medio de su hijo Jesucristo desde la cruz, el rey del servicio salva a sus hermanos y entrega su vida por una causa justa hasta el final. Es muy interesante reiterar que Dios quiso reconciliar consigo a todos los seres haciendo la paz por la sangre de su cruz.

Cómo se puede festejar esta fecha, este momento, preguntó. Se puede festejar con la propuesta que trae a los cristianos de la salvación que él reconcilia a los hombres para trabajar por la paz. Así la persona festejará cuando trabaja para vivir en la paz y en la reconciliación basado en un respetuoso diálogo que nace del amor poniendo en práctica ese acto en la familia con el esposo, esposa, los hijos, con los padres, con el pueblo.

El diálogo es una actitud de respeto e interés por las ideas y sentimientos del otro. El diálogo es un anhelo de comunión entre las personas y aquí es necesario ayudarse porque no es fácil hacer y dar ese paso indicó al insistir en la necesidad de ayudarse a superar la intransigencia, el autoritarismo y la prepotencia.

La iglesia en el año de la misericordia desea continuar la misma obra de Cristo que vino al mundo para testimoniar la verdad, para salvar y no a condenar o juzgar.

Señaló que la civilización del amor o mejor la cultura de la misericordia es el compromiso hoy en día que los creyentes deben llevar consigo adelante que es una tarea inmensa y gozosa, por cierto nada fácil considerando que el autoritarismo, la violencia, y la corrupción generalizada son lo más común caracterizada en aquellas personas desvergonzadas que no tienen humanidad.

El sacerdote alentó a los cristianos para no tener miedo de enfrentar la realidad, con optimismo y valentía seguir caminando hacia lograr el objetivo de trabajar por el reino de Dios. Dijo que termina el año del jubileo pero no las obras de misericordia.

Vea Vídeo: 

dscn5929dscn5928dscn5925dscn5930Takuruty-Virgen del Carmen


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: