Lugo hizo llamado a políticas solidarias para combatir el hambre mundial

17 11 2009

El Ejecutivo estudia la posibilidad de presentar un proyecto de ley al Congreso sobre seguridad alimentaria. Manifestó la importancia de la agricultura familiar campesina.

El desarrollo de políticas de solidaridad internacionales, la paradoja en cuanto a que, mientras grandes compañías productoras y exportadoras de alimentos incrementan su producción y sus ganancias, ha aumentado a mil millones la cantidad de personas con problemas de nutrición, así como el fomento de la agricultura familiar campesina, fueron aspectos abordados por el presidente Fernando Lugo, durante su intervención d esta mañana en la Conferencia Sobre Seguridad Alimentaria de la FAO, que se realiza en Roma, Italia.

Habló también del PLANAL, la posibilidad de presentar al Congreso un proyecto de ley sobre seguridad alimentaria y la importancia de las mujeres para las políticas públicas desarrolladas en Paraguay.

El mandatario nacional digo que la crisis global financiera, alimentaria y climática debe ser un fuerte llamado, un desafío y, más que nada, una oportunidad de reforzar las estrategias de solidaridad entre los pueblos del planeta, “de una conciencia planetaria de corresponsabilidad”.

Del mismo modo, acotó que en el mundo se vive hoy día una extraña y dolorosa paradoja pues, mientras las grandes compañías productoras y exportadoras de alimentos incrementan su producción y sus ganancias, la cifra de personas que sufren hambre ha subido dramáticamente a más de mil millones de seres humanos, por primera vez en la historia de la humanidad.

“¿Cómo garantizar la seguridad alimentaria en este mundo tan inequitativo sin plantear el problema de fondo que es la equidad? ¿Cómo aseguraremos la alimentación de millones de personas si no aseguramos no sólo la producción de alimentos sino también el acceso a los mismos?”, preguntó Lugo, en una parte de su presentación, ante el plenario.

También cuestionó las reformas injustas que se han dado en materia de políticas agrícolas en Estados Unidos y la Unión Europea, donde grandes perceptores han lucrado, distorsionado los mercados locales y afectado a miles de explotaciones familiares del Sur del mundo que, finalmente, han tenido que cerrar.

Luego, instó a la generación de políticas agrícolas que promuevan la actividad en el campo y la regulación los precios. Abogó, además, por ahondar esfuerzos para que el modelo de producción familiar conviva con las grandes empresas agrícolas comerciales. “Debe haber una articulación clara que, bajo ningún aspecto, (permita) la exclusión o destrucción de la economía campesina”, recalcó.

AGRONEGOCIOS

Asimismo, reconoció el aporte de los agro negocios a los resultados macro económicos de un país, pero llamó la atención sobre el hecho de que, junto a a su crecimiento, normalmente se profundiza la pobreza.

“Por eso, las políticas públicas deben reforzar a la pequeña agricultura campesina, en una visión de discriminación positiva, ya que incluso es ella la que produce prioritariamente alimentos para la población del país”, enfatizó el primer magistrado paraguayo.

En relación a la política implementada en Paraguay para combatir el hambre, habló de las diversas políticas en el área y subrayó lo que se viene realizando en el marco del Plan de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional del Paraguay.

“Su objetivo es priorizar programas concretos y articulados de apoyo a la agricultura familiar e indígena, la asistencia técnica, el desarrollo de infraestructura, el acceso a financiación, políticas alimentarias y nutricionales, entre otros”, explicó.

PROYECTO DE LEY

En este mismo sentido, manifestó que el Ejecutivo estudia la posibilidad de presentar al Congreso un proyecto de ley de Soberanía y Seguridad Alimentaria y del Derecho a la Alimentación.

Por otra parte, hizo hincapié en la relevancia y el rol protagónico de las mujeres en los distintos aspectos que hacen a la seguridad alimentaria, sobre todo en las zonas rurales y peri-urbanas, así como su inclusión en las políticas encaradas por la administración central.

REFORMAS

Lugo dijo estar complacido por la reforma del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, que tiene por objetivo constituirse en la principal plataforma internacional e intergubernamental, incluyente, para una amplia gama de partes interesadas comprometidas en trabajar de manera conjunta.

Escuche Audio:

Anuncios




El presidente Lugo expondrá en Roma la política sobre seguridad alimentaria

14 11 2009

El presidente Fernando Lugo viajó, a las 6 horas, a Roma, Italia, para participar de la Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria, organizada por la FAO.

El plenario y los debates se inician el lunes a la mañana, mientras que la intervención de nuestro Jefe de Estado, se producirá a las 14 horas de Paraguay, aproximadamente, del día martes 17.

El retorno está previsto para el miércoles, a las 10:10 horas. La comitiva presidencial está integrada por el ministro asesor internacional, Gustavo Codas y la embajadora Auda Roig, así como un equipo de apoyo.

Su mensaje principal durante el cónclave se centrará en la necesidad de afianzar y acrecentar políticas internacionales que manejen el criterio de la solidaridad como fundamental, dentro del marco de políticas estatales que promuevan el bienestar de toda la población.

En tal sentido, al hacer alusión a Paraguay, expondrá sobre el Plan de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional del Paraguay, que se viene ejecutando en nuestro país. Entre los objetivos del mismo están los de priorizar programas de apoyo a la agricultura familiar e indígena, la asistencia técnica, el desarrollo de infraestructura, el acceso a la financiación, políticas alimentarias y nutricionales, entre otros.

Del mismo modo, reconocerá los avances de la FAO en cuanto a la reforma del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, que permitirá una plataforma internacional e inter gubernamental para partes interesadas en trabajar de manera conjunta contra el flagelo del hambre y la desnutrición.

Según datos actuales de la FAO, existen mil millones de personas aquejadas por el hambre y la pobreza en el mundo, de los cuales cincuenta y tres millones son latinoamericanos, que padecen de desnutrición.