Monseñor Ismael Rolon, Un soldado de Dios para el combate

9 06 2010

Biografía de Monseñor Ismael Rolón Silvero

Mons. Ismael Rolón Silvero nació en Caazapá el 24 de enero de 1914. “Ser un soldado de Dios para el combate diario”,  fue su  lema desde sus  inicios en  la vida religiosa con  tan solo 13 años. En 1927  ingresó en el Seminario Salesiano de Manga, Uruguay. El 23 de noviembre de 1941  fue ordenado sacerdote.

También estuvo como director del Colegio Monseñor Lasagna y cura párroco de la parroquia María  Auxiliadora, cargo que abandonó al ser nombrado prelado nullius de Caacupé, el 2 de agosto de 1960.

Fue ordenado obispo en la Basílica de Caacupé, el 23 de enero de 1966. Ese mismo año se erigió la Diócesis  de  Caacupé,  siendo  su  primer  obispo  el Mons.  Rolón. Abrazado  con  amor  a  su misión sacerdotal, vivió sus años de lucidez, fiel a sus celebradas homilías en Caacupé, orando por la libertad de su pueblo.

El 16 de junio de 1970 fue promovido como Arzobispo de Asunción y tomó posesión el 19 de julio del mismo año, permaneciendo en la sede diocesana hasta el año 1989, año en que renunció al cargo por haber cumplido  la edad  requerida para  la  jubilación. Le sucedió Mons. Felipe Santiago Benítez y  luego el actual Arzobispo, Mons. Pastor Cuquejo.

Durante el ejercicio de su episcopado, fue presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya durante varios  periodos,  representó  a  dicha  conferencia  en  encuentros  internacionales.  En  su  larga  vida episcopal,  fue miembro  del  Consejo  permanente  de  la  Conferencia  Episcopal  Paraguaya  (CEP), presidió la Comisión Episcopal para el Seminario Mayor Nacional y fue obispo responsable del Equipo Nacional del Clero.

Se destacó por su postura  firme y decidida  frente a  los abusos de  la dictadura stronista y por sus valientes homilías, levantando su voz en defensa de los derechos humanos, principalmente de los más carenciados.

La historia eclesiástica y civil del Paraguay  lo ha de recordar por su magisterio en acción, por  la defensa de  los derechos humanos y su  lucha contra  la dictadura. Tenía  la  fortaleza suficiente para  luchar y promover  un  país  libre  y  democrático  que  necesariamente  lo  enfrentaba  a  cualquier  referente  del régimen dictatorial stronista

Su figura, desde la visión de algunos referentes sociales del país, refleja el compromiso social de la Iglesia con el pueblo paraguayo como pastor de la libertad y los derechos humanos. Reconocido en su labor  de  defensor  de  los  Derechos  Humanos  por  varios  expertos  en  el  tema,  nacionales  e internacionales.

Una de las referencias del coraje y la fortaleza del Mons. Rolón se refleja cuando Crucifijo al cuello, bastón en mano y sin bajar la mirada, encabezó la “procesión del silencio”, que marcó un antes y un después en  la historia de  la dictadura stronista.

Además,  cuando  se  percató  del  avasallamiento  del  gobierno  de Alfredo  Stroessner  (1954-1989), principalmente a los Derechos Humanos abandonó el Consejo de Estado en 1971. Esto marcó el fin de la  relación  Iglesia-Estado durante  la dictadura.

Una de las labores que exaltó como persona humana a Rolón fue cuando en 1978 visitó la cárcel de Emboscada, siendo el primer obispo que  lo hizo. En dicho reclusorio el Gobierno tenía prisioneros a numerosos presos políticos, sin proceso. En 1987 y en 1988 convocó a sucesivas  e  históricas  “Procesiones  del  Silencio”,  en  protesta  por  la  violencia  y  las  injusticias promovidas desde el Gobierno de Stroessner. Por esa época, siempre en defensa de las libertades públicas y  los derechos humanos,  también decidió suspender el  tradicional Tedéum, bendición especial impartida cada 15 de agosto en  la Catedral de Asunción, con participación del  jefe de Estado.

Promovió  además  los  derechos  humanos  levantado  su  voz  de  pastor  en  defensa  de  los  más carenciados. Monseñor Rolón  le dio nueva estructura a  la Curia Pastoral  iniciando varios departamentos que hasta hoy  funcionan en  la arquidiócesis. Durante su mandato como presidente de  la CEP acompañó con entusiasmo  la visita de Su Santidad Juan Pablo  II al Paraguay en mayo de 1988. Fue  testigo  fiel de  la caída  de  la  dictadura  en  febrero  de  1989  y  del  comienzo  del  proceso  democrático,  hasta  hoy  en desarrollo.

El pasado 24 de enero de 2010 cumplió 96 años de vida consagrándose como el tercer obispo más longevo  del mundo,  así  también  un  día  antes,  el  23  celebraba  su  44º Aniversario  de  ordenación episcopal, el 11 de mayo pasado, por Decreto  del Poder Ejecutivo  le  fue conferida  la condecoración de la Orden Nacional del Merito en el grado de “Gran Cruz”, por su gran aporte en la constante defensa de  los Derechos Humanos y de  la  libertad de expresión

Elevamos nuestra plegaria de Acción de gracias por  la vida de Mons. Rolón, por su  fe y sus obras en bien de  la patria. Glorificamos a Dios por su ejemplo de Pastor, preocupado por  las ovejas.

Ismael Blas Rolón Silvero, los ángeles te esperan para gozar del Reino de los cielos, prometido por el Salvador, Jesucristo.

Fuentes: Oficina de prensa CEP y 1300 AM Radio Fe y Alegría

Escuche Audio:

Anuncios




Sin tierra en Paraguay, sin techo en Argentina

9 11 2009

El 2 de noviembre, a las seis de la mañana, los policías irrumpieron en el asentamiento “La Gloria” del barrio 25 de Mayo del Municipio de Moreno, Provincia de Buenos Aires, para un violento desalojo que afectó a unas 130 familias entre las cuales se encontraban una mayoría de paraguayos.

Hoy, una parte de las familias afectadas se encuentran hacinadas bajo carpa en una plaza con las pocas pertenencias que pudieron rescatar. El resto de los afectados recibió la solidaridad de los vecinos al permitirles asentarse provisoriamente en otros terrenos baldíos, en las cercanías del barrio. Todas las familias se encuentran en una situación de extrema precariedad: sin agua, sin luz, sin baños. Algunos han perdido sus trabajos por intentar conservar lo poco que poseían.

Según los afectados, no hubo advertencia de desalojo y además, la policía procedió con una violencia inusual, pues quienes estaban en las casas eran niños y mujeres. Las autoridades policiales procedieron a destrozar y quemar las casas para evitar la reocupación.

“Vinieron a las siete de la mañana, con perros, caballos como si fuera que estaban en la guerra. Vinieron a esa hora porque sabían que los padres, ni los mayores estaban en casa porque todos trabajan; estaban todos los menores de edad durmiendo. Yo vine a las diez de la mañana y casi no me dejaron pasar para ver a mis hijos, mi marido vino a socorrerlos porque estaban muy asustados, estaban con los chicos y las cosas tiradas en la calle, mientras ellos tiraban las puertas a patadas”, relató Blanca Méndez, una paraguaya quien, desplazada de su país, sobrevive con su familia en la pelea por un techo en la Argentina.

La mayoría de los paraguayos que emigran a la Argentina son de origen campesino; y en los últimos tiempos, se habla de “expulsión porque es innegable la descampesinización producida por la concentración de tierras en manos de unos pocos, la ausencia de producciones intensivas, el monocultivo- de la soja- la postergación de la población rural que se ve obligada a desplazarse hacia otros lugares para poder sobrevivir” 1

Hace unos ocho meses, Blanca y su marido, de profesión albañil, decidieron jugarse por un futuro en estas tierras, pues sabían que las condiciones no estaban dadas para volver a Paraguay y además, querían evitar exponer a sus hijos a un desarraigo como lo que ellos vivenciaron al venir a la Argentina. Dejaron la casa de alquiler que rentaban, vendieron el auto e invirtieron todos sus ahorros en la construcción de su vivienda en “La Gloria”. Hoy, aquella casa se encuentra en ruinas. Los ladrillos fueron saqueados y sus pocas cosas están a la intemperie.

SIN SOLUCIÓN A CORTO PLAZO

Victoria Svedlick, de la dependencia de Acción Social de la Municipalidad de Moreno visitó a las familias afectadas este viernes para proponer las alternativas para una solución a la situación. La funcionaria explicó a APE que “una de las propuestas es un proyecto de negociación con el dueño del terreno para la compra de un sector del terreno, pero la condición que puso el dueño para la negociación es que la gente no estuviera en el predio. Sin embargo, esta propuesta nos va a llevar tiempo y para las personas que no pudieran permanecer en la casa de algún familiar, amigo o vecino tenemos la propuesta de reubicarlos en un predio en el cuartel quinto”

La primera propuesta fue rechazada unánimemente por las familias ya que no están en condiciones de dispersarse y necesitan resguardar sus pertenencias. La segunda propuesta, la de re-ubicación en un predio en el Cuartel Quinto, también fue rechazada pues ese lugar no tiene red de agua potable, tendido eléctrico, ni caminos. Está alejado del casco urbano y con difícil acceso al transporte, lo que perjudicaría a los trabajadores y a los niños en edad escolar. Muchas de personas ya quedaron sin trabajo por quedar en la carpa a cuidar lo poco que tenían.

 

Por Soledad Ayala -Redacción APE Agencia De Periodistas Paraguayos en el Exterior





Aparece nueva orden para desalojar a indigenas de Itakyry

4 11 2009

Ayer mientras los Obispos del Paraguay daban a conocer un comunicado a las autoridades y a la ciudadanía por el cual se adherían y apoyaban a las comunidades indígenas de Itakyry contra un posible desalojo, desde la Fiscalía de Minga Porä a cargo de la abogada María Raquel Fernández igualmente salía una nueva orden con el fin de desalojar a los nativos.

Así lo informó la hermana Raquel Peralta de la Coordinación de Pastoral Indígena de la Conferencia Episcopal Paraguaya. Fue esta mañana en diálogo con la 1300 AM Radio Fe y Alegría Paraguay.

“Para su verguenza apareció una nueva orden desalojo” dijo la religiosa refiriéndose a la senadora Ana María Mendoza de Acha del Partido Patria Querida, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, quien exige desalojar a los indigenas de sus territorios ancestrales a pesar de resoluciones judiciales que protegen los derechos de los nativos.

Cabe recordar que son 130 familias indigenas divididas en cinco comunidades que habitan la propiedad de 2700 hectáreas del departamento del Alto Paraná. Son tierras ancestrales adquiridas por el INDI y que ahora bajo el amparo ilegítimo de autoridades del Ministerio Público de la zona y algunos políticos se busca por todos los medios desalojar los indigenas.

Escuche Audio:

 

 

 





Obispos del Paraguay se pronuncian a favor de indigenas de Itakyry

4 11 2009

COMUNICADO A LAS AUTORIDADES Y A LA CIUDADANÍA

POR LOS DERECHOS DE LAS COMUNIDADES INDÍGENAS DE ITAKYRY CONTRA UN POSIBLE DESALOJO DE SUS TIERRAS

Los Obispos del Paraguay, reunidos en la 186ª Asamblea Plenaria Ordinaria, hemos tomado conocimiento de la difícil situación que enfrentan las Comunidades Indígenas Ka’a guy roky, Loma Tajy, Ka’a Poty y, Ka`a ty miri / Formosa, del Distrito de Itakyry, del Dpto. de Alto Paraná, por la amenaza de desalojo de sus tierras ancestrales y hemos decido brindarles nuestra adhesión y apoyo en relación con sus derechos humanos fundamentales.

Los antecedentes.

En los años 1.996 y 1.997, el INDI adquirió una superficie de 2.638 has. cuyas fincas son la 1.584 y 1.709, debidamente inscriptas en la Dirección General de los Registros Públicos, parte de sus territorios ancestrales, en la cual los miembros de las mencionadas Comunidades fueron perturbados en sus derechos Consuetudinarios, Constitucionales y fundamentales, por parte de terceros con grandes intereses económicos, quienes bajo el amparo ilegítimo de determinadas autoridades del Ministerio Público de la zona y algunos políticos, pretenden apropiarse de las tierras pertenecientes al Estado paraguayo, asiento de las Comunidades mencionadas con anterioridad, intentando despojarlas de las tierras en las que los mismos tienen su hábitat natural.

El amparo de la Constitución y de las leyes.

Los territorios de las comunidades indígenas están protegidos expresamente por los preceptos de la Constitución Nacional de la República del Paraguay, en el Título II, “De los Derechos, de los Deberes y de las Garantías”, Capítulo V, “De los Pueblos Indígenas”,  en su artículo 64, señalando que “los pueblos indígenas tienen derecho a la propiedad comunitaria de la tierra, en la extensión y calidad suficientes para la conservación y el desarrollo de sus formas peculiares de vida. El Estado les proveerá gratuitamente de estas tierras, las cuales serán inembargables, indivisibles, intransferibles, imprescriptibles, no susceptibles de garantizar obligaciones contractuales ni ser arrendadas; asimismo, estarán exentas de tributo. Se prohíbe la remoción o traslado de su hábitat sin el expreso consentimiento de los mismos”.

El Convenio 169 de la OIT “De los Pueblos Tribales en Países Independientes”, ratificado por nuestro País mediante Ley 224/93; El Estatuto de las Comunidades Indígenas, Ley 904/81; el Código Civil de la República del Paraguay, en su artículo 1940, in fine, establece que “nadie puede turbar arbitrariamente la poseción de otro”.

Existen denuncias presentadas por las comunidades respectivas ante la Cámara de Senadores, así como ante la Comisión de Derechos Humanos de la Camara de Diputados sobre los reiterados intentos de despojo de sus territorios por parte de terceros extraños, sin que las mismas hayan sido tenidas en cuenta. Es mas, recientemente la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Alta convocó a una audiencia, durante la cual la presidenta de la citada comisión exige al Vice Ministro de Seguridad agendar el desalojo de los indígenas de sus territorios ancestrales, a pesar de la existencia de Resoluciones Judiciales que protegen los derechos de los indígenas.

De llevarse acabo dicho procedimiento, con toda seguridad el desalojo seria un atropello y violación de los derechos de los Pueblos Indígenas que significaría la migración masiva de los mismos hacia las ciudades y que podría derivar en una nueva demanda Internacional contra el Estado Paraguayo.

Las comunidades cuentan con los Títulos de Propiedad, debidamente Inscriptas en la Dirección General de los Registros Públicos, Mensura Judicial aprobada por Juzgado de Primera Instancia en los Civil y Comercial, 7 Medidas Cautelares de Prohibición de Innovar de Hecho y Derecho, los cementerios donde descansan sus antepasados y la poseción actual y tradicional.

Por todo lo expuesto, los Obispos del Paraguay emitimos el presente comunicado, a favor de los más desprotegidos, y solicitamos al Gobierno Nacional precautelar los derechos territoriales de los pueblos Indígenas y poner freno a las fuertes presiones económicas y políticas existentes.

Por mandato de la 186ª Asamblea Plenaria Ordinaria de la CEP,

Adalberto Martinez Flores                                         Pastor Cuquejo

Obispo de San Pedro Apóstol                           Arzobispo Metropolitano de Asunción

Secretario General de la CEP                                    Presidente de la CEP





“El dueño del poder es el pueblo”

30 10 2009

Afirma el doctor Dionicio Gauto, defensor de Derechos Humanos. El gobierno nacional no es solo el poder ejecutivo, está integrado por Legislativo y Judicial, dijo. Deben trabajar en unidad como manda la Constitución Nacional en un sistema de independencia, equilibrio y coordinación, puntualizó.

Fue esta mañana en Péa Oiko: La Ronda Informativa de la 1300 AM Fe y Alegría y las Radios Comunitarias.

Hoy participaron las Radios Comunitarias “Solidaridad” del Bañado Sur, “Libertaria” de Encarnación, “Amistad” de Yataity del Norte (San Pedro), “Universidad” de Ciudad del Este, “Popular Canindeju” de Curuguaty.

Escuche Audio: