Familiares y amigos de “Luli” exigen justicia

24 09 2009

Luli La investigación del hecho a cargo de la agente fiscal de la Niñez y Adolescencia, Emilce Ovelar convoca a la denunciante Luz Marilda Cáceres Jiménez a entrevistarse tras el pedido de aclaración de la supuesta negligencia médica que alegan  los padres de la joven María Lourdes Cabrera Cáceres por mala medicación de los médicos del Sanatorio Central.

Acompañan vecinos, amigos y familiares el seguimiento correspondiente hasta el esclarecimiento del hecho para la paz familiar y de la comunidad del Barrio Mburucuya del km7.

En función a la memoria de María Lourdes Cabrera Cáceres mas conocida como “Luli”, se realizó un encuentro vecinal después del rezo del novenario donde reflexionaron y definieron acciones dentro de la comunidad para mantener viva la imagen de la joven mártir.

El problema de salud de la menor comenzó con una convulsión, por la que fue derivada al sanatorio Manuel Riveros. De allí la derivaron a Central, donde la paciente quedó internada por tres días.

En ese lugar igualmente le practicaron varios estudios, hasta que el neurólogo, Javier Lamas, le diagnosticó epilepsia y le recetó un medicamento de nombre Clerín de 100 mg, que debía consumir una gragea a la mañana y dos a la noche, durante 3 años.

La joven también fue atendida por el clínico Pablo Cabral. Sin embargo, después de 20 días comenzó a complicarse el cuadro de salud de M. L., quien tuvo picazones y le aparecieron puntos rojos en todo el cuerpo.

Los familiares pensaron que se trataba de sarampión y la volvieron a llevar al Sanatorio Central, donde nuevamente quedó hospitalizada por 6 días. La situación de la paciente empeoró y fue llevada a la capital del país.

Estuvo internada en el hospital de Clínicas y luego en el Materno Infantil de San Lorenzo, donde después de 18 días de internación, falleció.





Familiares de Luli piden aclaración ante la Fiscalía de la Niñez‏

23 09 2009

Ayer martes a las 9 de la mañana una delegación de vecinos, compañeros y familiares se trasladó a la Fiscalía del Menor en Ciudad del Este para acompañar a los padres a realizar la denuncia correspondiente del motivo del deceso de “Luli” (La Mártir de los Jóvenes de Ciudad del Este).

María Lourdes Cabrera Cáceres tenía 16 años. Vivía en el Barrio Mburukuja Km. 7. Murió en circunstancias de un extraño síndrome  que la aquejo luego de haber consumido potentes medicamentos recetados por doctores del “Sanatorio Privado Central” de la misma ciudad.

Hace unos meses fue internada en el Sanatorio padeciendo trastornos convulsivos.  Fue mal medicada. Muchos doctores del Hospital Privado Central cobraron por observar su cuadro, recetaron numerosos medicamentos que lo único que hicieron fue agravar más su situación. GetAttachment.aspx

Al no encontrar mejoría “Luli” fue trasladada de urgencia por sus padres, Don Antonio Cabrera y Doña Luz Marilda Cáceres, al Hospital de Clínicas de San Lorenzo.

A pesar de los cuidados su cuadro se complicó en sendas fallas orgánicas e infecciones que derivaron en su muerte el domingo 20 de septiembre a las 16 horas.

El día lunes 21 “Día de la juventud” fue un día de tristeza en el Barrio Mburukuja y en todo Ciudad del Este. María Lourdes se convierte en una de tantas mártires de nuestro sistema de salud y según versiones, numerosos casos sin denunciar hablan de posibles negligencias y muertes no esclarecidas producidas en el Sanatorio Central.

La fiscal Juana Ovelar hará la investigación correspondiente de la supuesta negligencia médica que vincula a varios profesionales de la salud y así otorgar paz a sus familiares, vecinos y amigos.





Padres y vecinos de Maria Lourdes piden justicia

22 09 2009

GetAttachment.aspx María Lourdes Cabrera Cáceres tenía 16 años. Vivía en Ciudad del Este, en el Barrio Mburukuja Km. 7. Murió en circunstancias de un extraño síndrome  que la aquejo luego de haber consumido potentes medicamentos recetados por doctores del Sanatorio Privado Central de la misma ciudad.

Hace unos meses fue internada en el Sanatorio padeciendo trastornos convulsivos.  Fue mal medicada. Muchos doctores del Hospital Privado Central cobraron por observar su cuadro, recetaron numerosos medicamentos que lo único que hicieron fue agravar más su situación.

Al no encontrar mejoría “Luli” fue trasladada de urgencia por sus padres, Don Antonio Cabrera y Doña Luz Marilda Cáceres, al Hospital de Clínicas de San Lorenzo.

A pesar de los cuidados su cuadro se complicó en sendas fallas orgánicas e infecciones que derivaron en su muerte el domingo 20 de septiembre a las 16 horas.

El día lunes 21 “Día de la juventud” fue un día de tristeza en el Barrio Mburukuja y en todo Ciudad del Este. María Lourdes se convierte en una de tantas mártires de nuestro sistema de salud y según versiones, numerosos casos sin denunciar hablan de posibles negligencias y muertes no esclarecidas producidas en el Sanatorio Central.

En la fecha una delegación de vecinos, compañeros y familiares se trasladó a la Fiscalía del Menor en Ciudad del Este para acompañar a los padres en la presentación de la denuncia correspondiente.

Rogamos la cobertura de este evento que se convierte en un acto de clamor de justicia y reparación para la Familia Cabrera-Cáceres.