Paraguay: alertán respecto a la liberación ilegal del algodón transgénico

10 07 2012

La Red de Organizaciones Ambientalistas No Gubernamentales del Paraguay comunicado de prensa mediante alerta respecto a la liberación ilegal del algodón transgénico una de las primeras medidas adoptadas en la era de Federico Franco. A continuación el documento completo:

Comunicado de Prensa

Las instituciones miembros de la Red de Organizaciones Ambientalistas No Gubernamentales del Paraguay (ROAM), alertamos a la opinión pública respecto a la liberación ilegal del algodón transgénico, el cual tuvo en los últimos días un acelerado e irregular trámite de aprobación.

Apenas asumido este gobierno tras el golpe parlamentario, y desconociendo la legislación ambiental vigente, el SENAVE (Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas) emitió la Resolución Nº 22, del 6 de julio pasado, que inscribe Registro Nacional de Cultivares Comerciales (RNCC) el Evento MON531 (Algodón Bollgard- BT) de la empresa Monsanto Paraguay S.A.

Recordamos a la opinión pública que ya el año pasado el MAG (Ministerio de Agricultura y Ganadería) liberó comercialmente este evento transgénico mediante su Resolución Nº 2.072, emitida el 24 de octubre de 2011.
Por tanto, la ROAM exige a las autoridades de aplicación (SEAM, SENAVE, MSPyBS) que se hagan públicos, en caso de que existiesen, los dictámenes de inocuidad alimentaria y de licencia ambiental que deben ser otorgados por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) y la Secretaría del Ambiente (SEAM), respectivamente, ambas instituciones miembros de la Comisión de Bioseguridad Agropecuaria y Forestal (COMBIO).

El algodón BT ha sido promocionado por la Monsanto como el cultivo transgénico más exitoso, especialmente en países del Tercer Mundo. Sin embargo, existen evidencias de que, a pesar de las promesas hechas por las empresas biotecnológicas, la realidad es muy distinta, no sólo porque el comportamiento del cultivo no es óptimo en cuanto a su rendimiento por ha., sino porque el algodón BT promueve un modelo agrícola que somete económicamente a los agricultores al hacerlos dependientes de a un paquete tecnológico compuesto por semillas patentadas y alto uso de insumos agrícolas, inclusive agroquímicos tóxicos. Además, no se tienen aún certezas de los posibles riesgos para la salud humana, la seguridad alimentaría y los daños a la biodiversidad.

En ese sentido, no se cuenta con un dictamen de la SEAM en referencia a los posibles impactos en el ambiente. Además, la Licencia Ambiental debe ser requerida para la etapa Comercial, como lo establece la Resolución Nº 376 que aprueba el flujograma o etapas que seguirán las solicitudes de ensayos regulados de organismos genéticamente modificados; tampoco se tiene un dictamen por parte del MSPyBS en lo concerniente a la inocuidad del algodón BT. Esta controversial resolución del MAG constituye una extralimitación de competencias, pues desconoce la autoridad de la SEAM y del MSPyBS, instituciones miembros de la COMBIO, y la necesidad de los dictámenes que deben ser emitidos por cada una de estas instituciones, dejando en evidencia la falta de coordinación entre los diferentes Ministerios y Secretarías dependientes del mismo gobierno.

Todos estos son requisitos técnicos y jurídicos para que el MAG otorgue la autorización para la liberación Comercial del Algodón Transgénico MON531 (Algodón Bollgard-BT) y su posterior trámite para su registro comercial, como lo establece la Ley Nº. 385/94 “Ley de semillas y protección de Cultivares”.

Por lo tanto, consideramos ilegal la resolución emitida por el MAG, y manifestamos que dicha institución se está extralimitando en sus funciones, ya que en un Estado de Derecho debe existir respeto a la institucionalidad y a las normativas vigentes.

Las leyes y decretos que viola la Resolución:

a) La Ley 294/93 de la Evaluación de Impacto Ambiental, en su articulo 7º., apartado “S”: cualquier obra o actividad que por sus dimensiones o intensidad sea susceptible de causar impactos ambientales. Y en el artículo 12º.- La Declaración de Impacto Ambiental será requisito ineludible en las siguientes tramitaciones relacionadas con el proyecto, apartado “B”: Para obtención de autorizaciones de otros organismos públicos.

b) La Ley N° 253/93: “Que Aprueba El Convenio Sobre Diversidad Biológica, Adoptado Durante La Conferencia De Las Naciones Unidas Sobre El Medio Ambiente Y Desarrollo – La Cumbre Para La Tierra -, en su Artículo 8º de la Conservación in situ; Inciso G e Inciso J. c) El Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología del Convenio sobre la Diversidad Biológica, ratificado por el Paraguay, en su artículo 2, apartado 2. Las Partes velarán por que el desarrollo, la manipulación, el transporte, la utilización, la transferencia y la liberación de cualesquiera organismos vivos modificados se realicen de forma que se eviten o se reduzcan los riesgos para la diversidad biológica, teniendo también en cuenta los riesgos para la salud humana. Además, el Artículo 23 sobre la Concienciación y Participación del Público.

d) El Decreto N° 14.281/96, por el cual se reglamenta la Ley N° 294/93 de Evaluación de Impacto Ambiental, que establece que la Secretaría del Ambiente (SEAM), es la autoridad de aplicación encargada de decidir que “requiere Evaluación de Impacto Ambiental (EIA)”.

Ante esta situación, desde la ROAM:

1. Exigimos el respeto a la Autoridad Ambiental (SEAM) y a la de Salud (MSPyBS); y solicitamos que se deje sin efecto la Resolución N° 2.072, firmada por el Ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), ya que la misma presenta vacíos legales.

2. Solicitamos que se prosigan con las investigaciones sobre el algodón BT, incorporando nuevas variables en el protocolo, para evaluar sus posibles impactos para la Salud y el Ambiente, debido a que solamente se tuvo en cuenta la evaluación de su eficacia y de su valor agronómico.

Asunción, 10 de julio de 2012
Contactos
David Cardozo.
Secretario, ROAM, 0981 445067
Víctor Benítez Insfran.
Miembro del CONAM, 0982 716000

Anuncios




Monsanto y Cargill responsables del problema tierras en Paraguay

30 06 2012

El sacerdote jesuita, José Luis Caravias, acusó a las empresas multinacionales de semillas transgénicas Monsanto y Cargill como unas de las principales responsables de la problemática de la tierra en el Paraguay. También las nominó como beneficiadas con la destitución del ex presidente Fernando Lugo, tras el juicio político del viernes 22 de junio.

“La fuerza internacional de la producción de semillas transgénicas desea acaparar las tierras buenas del Paraguay. Miles de campesinos han sido desplazados de sus lugares de origen por compra coaccionada de terrenos o por no soportar los agrotóxicos”, mencionó el prelado al momento de calificar de Golpe Parlamentario lo acontecido en el país. Fue en entrevista con el programa RedPública de Radio Nacional del Paraguay.

Asimismo incriminó a aquellas sociedades semilleras por pagar un bajísimo porcentaje de impuestos, siendo que manejan el 30% de la economía de nuestro país. También atribuyó culpa a dos grandes periódicos paraguayos (los nombres no fueron mencionados) por responder a los intereses de aquellas empresas.

En cuanto a los proyectos de reforma agraria, mencionó que a Fernando Lugo faltó más valentía y decisión para negociar la discontinuidad del uso de semillas transgénicas.

“Es una tristeza que haya gente que apoyó al golpe de estado, dirigido por intereses extranjeros. Sin embargo, el pueblo paraguayo está empezando a pensar con su propia cabeza y está demostrado con las manifestaciones que se vienen haciendo”, refirió.

Finalmente, expresó que los liberales se dejaron manipular por las autoridades del Partido Colorado, y con esto se perjudican a si mismos. “La gran chance de revertir la situación será durante las elecciones del 2013”, puntualizó.

RV/RyM

Escuche Audio:
http://www.ivoox.com/paraguay-monsanto-cargill-responsables-del-problema-tierras_md_1313396_1.mp3″ Ir a descargar





Monsanto: al tiempo que anuncia más negocios en Paraguay, fue suspendida en Argentina y condenada en Francia

15 02 2012

En una misma semana, la empresa de semillas y agroquímicos multinacional Monsanto es noticia en al menos tres países. Según el portal nacional E’a, la empresa anunció días pasados que triplicará sus negocios en Paraguay y aumentará la presencia de sus organismos genéticamente modificados (OGM).

Ayer en los matutinos La Nación y Última Hora se podían leer “oportunas” informaciones de que la empresa presentó su nueva línea de semillas de maíz transgénico VT Triple. “Maíz transgénico se destaca en un año complicado” o “Biotecnología es un respaldo ante embates como La Niña”, elogiaban los titulares, luego de la gira de periodistas paraguayos por Argentina, organizada por la empresa estadounidense.

Sin embargo, desde Buenos Aires nos llegan hoy noticias de que el organismo encargado de recaudar impuestos de la Argentina, la AFIP, decidió suspender a la multinacional el permiso para operar como exportador de granos “por incorrecta conducta fiscal”. Fue luego de realizar una fiscalización y detectar una deuda por impuestos mal liquidados. La suspensión va por 60 días.

Mientras tanto, en Francia, la justicia condenó a la empresa biotecnológica a pagar al agricultor Paul François por la intoxicación que sufrió éste tras usar el pesticida “Lasso” producido por Monsanto. El hombre de 47 años quedó temporalmente en coma en el 2004 y sufrió crisis neurológica y amnesia, con secuelas hasta hoy, afecciones que el tribunal francés asoció al uso del químico.

Es la primera vez que en Francia la justicia se expide contra Monsanto, al tener en cuenta lo que declaró el perjudicado: que los componentes de la sustancia no estaban adecuadamente identificados en la etiqueta del producto. En 2007 ese pesticida fue prohibido en Francia por indicación de la Unión Europea.

FUENTES: E’a, La Nación, Última Hora, Página 12, DiarioBAE y Euronews.